Archivo de la categoría: Cultivo

Clonación en Agar

En este post, desde AIRAM os traemos información sobre un revolucionario método para la clonación: La Clonación en Agar.

Durante el Neolítico, la primera revolución que transformó la economía humana dio al hombre el control sobre su propio abastecimiento de alimentos. El hombre comenzó a sembrar, cultivar y a mejorar por selección algunas yerbas, raíces y arbustos comestibles.

prehistoriaLa agricultura apareció en diversas culturas que la practicaban de forma independiente: Mesopotamia, América Central y Asia. Dicha aparición pudo deberse a un cambio climático hacia temperaturas más templadas, que permitieron al hombre llevar a cabo asentamientos en aquellos lugares que gozaban de mejor clima. Los primeros cultivos se basaron en granos como el trigo y la cebada que, junto a otros vegetales, constituían la base de la economía.

El hombre del Neolítico practicaba una agricultura primitiva caracterizada por el llamado cultivo de azada o cultivo hortense. Las parcelas eran cultivadas durante varios años hasta ser agotadas, sin llevarse a cabo abonado, ni el barbecho de la misma. Tras el declive de la producción, se despejaba otra parcela y se cultivaba hasta que volvía a agotarse. Cuando toda la tierra cercana al poblado había sido agotada, los habitantes se trasladaban para comenzar de nuevo en otra parte.

El efecto benéfico que produce sobre el crecimiento de las plantas la adición al suelo de elementos minerales, como cenizas de plantas o cal, así como el efecto tóxico que productos como la sal ejercen sobre los mismos cultivos, son aspectos conocidos en la agricultura hace más de 2000 años. Sin embargo, hasta hace 150 años, todavía era materia de controversia científica definir si los elementos minerales cumplían una función de nutriente en el crecimiento de las plantas. A finales del siglo XVIII, De Saussure (1767-1845), introdujo la idea de que algunos elementos podían ser indispensables. Surge así el concepto de elemento esencial para el crecimiento de las plantas.

En la misma época, S. Sprengel en Alemania y J. B. Boussingault en Francia enunciaron, el primero, que un suelo puede ser improductivo desde el punto de vista agrícola por ausencia exclusiva de un elemento esencial. El segundo, por su parte, estudió la relación entre los efectos de fertilizar los suelos, la absorción de nutrientes y el rendimiento de los cultivos.  A partir de la mitad del siglo XIX surgen figuras como J. Sachs, famoso botánico alemán que, en 1880, demostró por primera vez que las plantas podían crecer y desarrollarse en soluciones nutritivas totalmente carentes de suelo, lo que determinaría toda una forma de investigación, aún hoy vigente, en el estudio de los requerimientos de nutrientes: los cultivos hidropónicos.

Destacar también a Justus von Liebig (1803-1873), a quien debemos el establecimiento de la nutrición de las plantas como disciplina científica, gracias a su trabajo de recopilación y armonización de toda la información existente en su época de forma estructurada. Así, a finales del siglo XIX, especialmente en Europa, grandes cantidades de potasa, superfosfato y posteriormente, nitrógeno inorgánico fueron usadas en agricultura y en horticultura para mejorar el crecimiento y la productividad de los cultivos.

En 1838 Schwann y Schleiden lanzaron la teoría denominada de la totipotencia, la cual establece que las células son autosuficientes y en principio son capaces de regenerar una planta completa. Su teoría fue de hecho el núcleo del que nació el cultivo de tejidos y células. Los primeros intentos de la mano de Haberlandt, en 1902, fueron un fracaso. Sin embargo, entre 1907 y 1909, Harrison, Burrows y Carrel tuvieron éxito al cultivar in vitro tejido animal y humano. Aunque algunos investigadores habían conseguido previamente cultivo in vitro de semillas de orquídea, embriones y órganos de plantas, fueron, en 1939, Nobécourt, Gautheret y White los que conseguirían el primer cultivo de tejidos auténtico.

tejidos vegetalesEl cultivo de tejidos vegetales quedó algo rezagado con respecto al cultivo de tejidos animales y humanos, debido al tardío descubrimiento de las hormonas (reguladores) vegetales. El descubrimiento de la auxina IAA, y posteriormente de la sustancia reguladora kinetina constituyo un nuevo estímulo. Desde aquel entonces han tenido lugar enormes avances, al principio en Francia y EEUU y más tarde en otros países. Teniendo en cuenta las profundas implicaciones prácticas que el cultivo de tejidos vegetales tiene en la agronomía, la mejora, etc. El número de investigadores se incrementará con toda probabilidad en el futuro.

Hay muchos tipos de cultivo in Vitro. Tenemos:

– Cultivo de plantas intactas.

– Cultivo de embriones.

– Cultivo de órganos aislados. Por ejemplo, cultivo de meristemos, cultivo de ápices del vástago, cultivo de raíces, cultivo de anteras, etc. Generalmente una porción (de tejido, o un órgano), aislada de una planta, se denomina explanto, y a su cultivo, cultivo de explanaos.

– Cultivo de callo.

– Cultivo de células aisladas.

– Cultivo de protoplastos.

En la preparación de los medios nutritivos usados en cultivo in Vitro, se utilizan diversas sustancias. Se trata de: agua, compuestos orgánicos (azúcares, aminoácidos, vitaminas, auxinas, citokininas, giberelinas, ac. abscísico, etileno), compuestos inorgánicos (macroelementos:: N, P, K, Ca, Mg, S, y microlementos: Fe, Zn, B, Mn, Cu, Co, Ni, Al, Mo, I), y un grupo de sustancias complejas de composición poco definida (Extracto de levadura, leche de coco, extractos vegetales, hidrolizado de caseína, peptona y triptona).

CULTIVO EN AGAR

agarAdemás de estas sustancias, cabe destacar también el uso de agar. Dicho agar es un derivado de un alga marina, que se obtiene en forma de píldora, y que se usa como agente gelificante en la mayor parte de los medios nutritivos. Aunque se trata de un producto natural, se lava y purifica durante su elaboración, de manera que prácticamente no contiene materiales tóxicos. El agar es un polisacárido que se obtiene a partir de algas rojas marinas con una elevada masa molecular, que tiene capacidad para gelificar los medios. La mayoría de microorganismos son incapaces de degradarlo.

El agar disuelto forma un gel que es capaz de retener el agua (cuanto mayor es la concentración del agar, mayor es la fuerza con la que el agua es retenida), y adsorber compuestos. Si la concentración del agar se incrementa, cada vez resulta más difícil para los explantos establecer contacto con el medio, con lo que se limita la absorción de los compuestos.

El tratamiento de un Agar y los métodos utilizados en su purificación dan, básicamente, 4 tipos de Agar:

– Agar técnico.

– Agar bacteriológico tipo americano.

– Agar bacteriológico tipo europeo. Es el más usado para la preparación de medios de cultivo en general. Es el más usado en Europa.

– Agar purificado.

Estos productos pueden ser encontrados en empresas de material de laboratorio como: Panreac, Insulab…

agar1La concentración usual para el agar se sitúa entre 13-20 g/l para medios sólidos y 5-7 g/l para medios semi-sólidos. Si se utiliza una concentración más baja (menos de 5 g/l), el medio nutritivo permanece sin cuajar, sobre todo cuando el pH es bajo. Si la concentración es muy alta (más de 20g/l), el medio nutritivo queda muy sólido, haciendo difícil la inoculación. Si se utiliza una concentración de 13-20 g/l , y el medio no adquiere rigidez, debe corregirse el pH; si el pH es más bajo que 4.5-4.8, el medio  no gelifica adecuadamente.

El crecimiento in Vitro puede ser afectado de forma negativa si la concentración de agar es demasiado elevada.

La mayor parte de los medios nutritivos se esterilizan en autoclave. Este aparato esteriliza por medio de vapor. Siempre que el tiempo de exposición sea suficiente, el vapor a presión puede destruir todos los micro-organismos, en un tiempo de 20 minutos y a una temperatura de 121º C.

El principal problema de la aplicación de esta técnica en el hogar, suele presentarse a la hora de esterilizar tanto el material como la solución nutritiva. Otra dificultad añadida es la necesidad de trabajar en un ambiente lo más aséptico que se pueda.

Un autoclave resulta caro para su uso en el hogar. En este caso, los medios nutritivos se pueden esterilizar durante 30 minutos en una olla a presión. Si son volúmenes grandes se pueden utilizar tiempos de 60-70 minutos.

Para la inoculación del material en los medios de cultivo en laboratorio, se usan las llamadas cámaras de flujo laminar. Son unas cabinas en las que mediante una combinación de luz ultravioleta y un filtro HEPA, que filtra el aire que circula por el sitio de trabajo, se consigue trabajar en un espacio libre de agentes patógenos, que pueden echar por tierra toda nuestra labor en cuestión de segundos. En casa estas condiciones son imposibles de conseguir.

A continuación se detallan los materiales y el método empleados para elaborar el medio en cuestión.

MATERIAL

– Agitador magnético con calefacción.

– Balanza de precisión (0,001-150 g).

– Vaso de precipitado (capacidad: 1000ml).

– Agua bidestilada.

– Agar bacteriológico de tipo europeo  (marca Cultimed).

– Reguladores (Clonex).

– Botes de cristal con tapadera. (capacidad 200 ml).

– Film transparente.

MÉTODO

Se sitúa el vaso de precipitados sobre el agitador. Se añaden 1000 ml de agua bidestilada y se pone a calentar. Se conecta el agitador a velocidad moderada.

Cuando el agua empieza a hervir, se echa el agar poco a poco. La cantidad de agar se sitúa en torno a 13-20 gramos por litro. Dependiendo de lo sólido que se desee el gel resultante.

Se hierve la disolución, a fuego medio, durante 10-15 minutos, con el agitador en marcha.

Transcurrido el tiempo, se desconecta el calentador y se deja enfriar la disolución.

Antes de que dicha disolución empiece a gelificar, se disuelve el Clonex, agitando nuevamente. La cantidad de Clonex se sitúa en torno a 1-2 mm/l.

Se vierten unos 50 ml de la solución sobre los botes  y se tapan con su tapadera. Se deja enfriar.

Se cubre la tapadera con film transparente y se guarda en la nevera o en un lugar fresco.

HELLOMOTOPara la preparación del medio en casa, se puede usar una olla de cocina.

También se pueden usar cubiteras, vasos de plástico, y muchos otros contenedores.

La principal ventaja de usar botes con tapadera es que el esqueje no tendrá que ser colocado en ningún invernadero. El interior del bote ya mantiene las condiciones de humedad óptimas. Otra opción, si no se dispone de tapadera, es tapar solo con el film transparente.

En el caso de no usar botes, los esquejes deberán ser emplazados en un invernadero con una humedad relativa elevada (en torno al 80-90%).

Los esquejes se preparan como si se fuesen a poner en tierra, con la salvedad de que no es necesario añadir clonex. Se introduce el último nudo en el gel, se vuelve a tapar el bote y  se cubre con papel de aluminio o film transparente.

Una vez que los esquejes han desarrollado raíces, se procede a pasarlos a tierra.

Es importante que, si no conlleva riesgo para las raíces, se retire el gel antes de pasar a tierra.

Si se quiere usar el medio resultante para germinar semillas, bastará con verter una parte de la disolución en una cubitera, en un vaso de plástico o en cualquier otro tipo de recipiente. Una vez solidificado el medio, se puede proceder a su vaciado a modo de flan. Dicho flan puede ser cortado en varios cubitos del tamaño que se desee. Las semillas son insertadas en el interior del medio con la ayuda de una aguja.

Otra de sus aplicaciones podría ser la conservación de clones en el frigorífico durante varias semanas.

BIBLIOGRAFÍA

–  LOS ORIGENES DE LA CIVILIZACIÓN. V. Gordon Childe. Breviarios. Fondo de Cultura Económica. México. 1954.

– FUNDAMENTOS DE FISIOLOGÍA VEGETAL. Joaquín Azcón-Bieto, Manuel Talón. McGraw-Hill Interamericana. Barcelona. 2003.

– CULTIVO IN VITRO DE LAS PLANTAS SUPERIORES. R.L.M. Pierik. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid. 1990.

Si tienes cualquier duda sobre cultivo recuerda que siempre puedes hacerla llegar a nuestro correo info@airambarcelona.com y también puedes encontrarnos en nuestra Fan Page de Facebooky Twitter.

Ahora ya lo sabes… ¡a cultivar!

Logo_Airam_CMYK

Deja un comentario

Archivado bajo Cultivo

Preparando el suelo para el cultivo

¿Cómo preparo el suelo, qué hago? Es la típica pregunta de aquellos que comienzan a cultivar y todavía no conocen las condiciones necesarias que debe reunir su suelo para desarrollar correctamente su cultivo casero de marihuana. Desde AIRAM en este post os  ampliamos  información sobre el autocultivo exterior de cannabis.

La marihuana crece y se desarrolla mejor en suelos algo ligeros y bien mullidos que sean muy ricos en materia orgánica. Los suelos pesados y compactos y pobres en materia orgánica producen plantas pequeñas con una baja producción, al tiempo de ser propensos a padecer salinidad y sodicidad, lo que todavía dificulta más el crecimiento de la planta, y durante largos períodos de lluvias se corre el riesgo de padecer una podredumbre de las raíces por falta de aireación.

bancal

Pero tiene un inconveniente, en zonas áridas al estar levantados el aire penetra mejor por lo que se pierde demasiada agua por evaporación, para evitar esto el mallorquín Gaspar Caballero rediseñó los bancales de acuerdo a las condiciones climáticas mediterráneas, reduciendo la altura para evitar la evaporación, denominando a estos bancales como Paredes en Crestall, pero se sigue corriendo el riesgo de sufrir inundaciones en el huerto. Para el cultivo de marihuana es mejor realizar bancales de 1’20 x 1’20 metros o 1’50 x 1’50, elevados sobre unos 50 centímetros del nivel del suelo, con 1 metro de separación entre bancal y bancal, y colocar una planta por bancal.Los suelos excesivamente ligeros son pobres en materia orgánica además de drenar en exceso provocando una innecesaria pérdida de nutrientes. Ahora bien, si tenemos suelos pesados ¿cómo podemos aligerarlos?, y por el contrario, si tenemos suelos excesivamente ligeros ¿cómo podemos compactarlos más? La materia orgánica juega un papel importantísimo en la vida dentro y sobre el suelo. Una de las características que presenta es la de aligerar suelos pesados y cohesionar suelos ligeros, por tanto la materia orgánica va a ser una herramienta determinante para un desarrollo saludable de nuestras plantas.

¿Cómo hago el bancal?

La cosa es bastante sencilla aunque no exenta de laborioso esfuerzo. Lo primero que tenemos que hacer es delimitar las dimensiones del bancal, donde vayamos a situarlo, con una cuerda. Seguidamente abonamos la superficie de cada bancal con 4 a 7 kilos de compost o estiércol bastante maduro previamente pasado por un tamiz o un garvillo. Después, o bien con una mula mecánica o bien, en caso de carecer de ésta con una azada, comenzamos a roturar los bancales para hacer más esponjosa la capa superior de la tierra al tiempo que la mezclamos con el compost. Tomamos una pala y extraemos la capa superior del suelo de cada bancal, alrededor de 25 centímetros de espesor, y lo dejamos a un la lado de cada bancal. A continuación volvemos a esparcir la misma cantidad de compost que al principio sobre la capa inferior que ha quedado desnuda en los bancales. Volvemos a roturar y al final colocamos la capa superior, que habíamos apartado, sobre el bancal nuevamente.

bancal2Para evitar la evaporación no hace falta realizar paredes en crestall, efectuando un adecuado acolchado o mulching el ahorro de agua utilizada para el riego es notable. Para realizar acolchados se puede utilizar cualquier tipo de material que sea de procedencia orgánica -vegetal o animal-. Podemos utilizar paja, restos de cosechas o podas, hierbas adventicias sin florecer para evitar que porten semillas, cartones, telas, cortezas de árboles, pelaje de animales como la lana, etc. La capa de mulching que debemos colocar ha de impedir al máximo que los rayos del sol se pongan en contacto con la superficie de los bancales para evitar tanto la evaporación como la germinación de hierbas adventicias, por lo que hay que ir reponiendo los huecos que vayan apareciendo en el acolchado.Cogemos un rastrillo y alisamos el bancal para dejar la superficie plana. Con la acción de separar la primera capa evitamos el volteado de las capas del suelo, práctica que resulta bastante negativa para la conservación de la fertilidad de los suelos al tiempo de ralentizar la vida que se desarrolla sobre los mismos. Si de todos modos os parece bastante curro también podéis optar por realizar solo una cava y no dos como en el caso anterior, esto es, añadir la tierra de los pasillos al bancal una vez los hemos delimitado con las cuerdas, les incorporamos el compost tamizado, los roturamos, y los allanamos con el rastrillo. El inconveniente de esta última práctica se presenta en los suelos que estén excesivamente compactados, ya que no será suficiente una sola cava para dejarlos lo necesariamente mullidos para que la planta no gaste demasiada energía en desarrollar su sistema radical.

El acolchado realiza la misma función en el suelo del bancal que la permanente capa fértil de mantillo que presentan los suelos de zonas boscosas: es un aporte continuo de materia orgánica, es la base de la vida de los bosques. El acolchado tiene el inconveniente de robar al suelo el agua de lluvia en zonas áridas donde, precisamente, no brilla por su presencia, ya que normalmente al día siguiente o al par de días suele salir un tórrido sol que evapora todo el agua que pudo retener el acolchado. Por ejemplo, la paja picada puede llegar a absorber agua hasta alcanzar alrededor de diez veces su peso. Se pueden realizar acolchados con piedras, grava, arcilla expandida,…, con ello provocamos que el agua de lluvia drene entre las piedras y pase al suelo, pero con esta práctica se pierde el continuo aporte de materia orgánica que suponen los acolchados con materiales de procedencia orgánica.

También puede ser una buena idea, para aprovechar al máximo la superficie del bancal, que plantéis alguna hortaliza, planta aromática o plantas que alberguen a la fauna útil. La asociación con otros cultivos puede resultar muy beneficiosa, como es el caso del famoso refrán español de Entre col y col lechuga, sin duda es un amplio campo de investigación en el que apenas ha indagado el cannabicultor y que puede ser bastante interesante. Se ha comprobado que cada sistema radical de una especie vegetal determinada tiene una manera distinta de penetrar en el suelo así como de tomar de él los nutrientes que necesita. Los vegetales pueden absorber las sustancias de desecho de sus vecinas, evitando que el suelo se vuelva tóxica para éstas, reforzarse mutuamente ante la invasión de plagas, facilitar la absorción de nutrientes entre ellas…

El riego localizado es otra buena medida de ahorro de agua evitando al máximo pérdidas innecesarias, existen diferentes modelos en el mercado. Coloca las líneas de la manguera y los goteos por debajo del acolchado, evitarás que se recaliente al tiempo que le aportarás el agua directamente al suelo. La instalación de riego localizado es bastante sencilla y económica, que junto con el citado ahorro de agua supone una inversión bastante atractiva para el cultivador de marihuana.

Para aquellos que cultivéis en macetas el tema es diferente. La marihuana como ya he dicho necesita  agua y  suelos fértiles en materia orgánica, circunstancias que al cultivador de suelo no le deben suponer ningún problema, sin embargo el cultivador de maceta ve como le resulta bastante difícil llegar a conseguir un adecuado abastecimiento de agua para sus plantas, y además a mitad del cultivo se le suele presentar el problema de carencias alimentarias en las plantas. Las macetas de color blanco son ideales para los cultivos de temporada, pues absorben mucho menos calor que las macetas negras; en cambio las macetas negras pueden ser ideales para aquellos cuyo clima les permita realizar cultivos de exterior en invierno. Si la temperatura de la tierra sube por encima de 40 ºC, además de correr el riesgo de que las raíces se cuezan, algunos nutrientes comienzan a no estar disponibles para las plantas por no poder ser absorbidos adecuadamente por el sistema radical.

Para un desarrollo adecuado y constante de las plantas, vamos a necesitar un substrato que les vaya aportando cantidades suficientes de agua y nutrientes. Hay que tener en cuenta que aun siendo tremendamente fértil el substrato las plantas van a agotar la mayoría de nutrientes que contengan por lo que habrá que ir reponiendo tanto materia orgánica sólida por encima de la maceta de modo quincenal, como biofertilizaciones semanales, bien con un abono líquido permitido en agricultura ecológica, bien con un preparado casero como el purín de ortigas o consuelda, o el caldo de lombricompost.

¿Cómo es el substrato que debemos tener?

Bien, por si la mayoría de vosotros no lo sabéis la turba se va a prohibir en agricultura ecológica, debido a que se extrae de ecosistemas que tardan cientos de años en regenerarse. En la Estación Experimental Agraria de Carcaixent -València-, estuvieron realizando un estudio con diferentes substratos ecológicos sin turba para poder presentar una alternativa al uso de turba en planteles para viveristas ecológicos. De los estudios que realizaron los substratos que mostraron una mayor precocidad para germinar fueron los que estaban compuestos de:

  1.  Compost 50 %, que procede de la fermentación de restos de hortícolas, de poda de cítricos, diversos estiércoles, minerales naturales,.., que exceptuando la poda de cítricos es fácil de obtener, si no podéis conseguir restos de hortícolas podéis utilizar restos de jardinería. Y el restante 50 % es Arena de cantera, que también la podemos substituir por Fibra de coco.
  2. Cascarilla de arroz extrafino, Compost y Fibra de Coco en el mismo porcentaje, o sea un 33 % de cada uno. Ambos substratos los podemos utilizar para germinar, aunque conseguir los materiales puede resultarnos bastante difícil e incluso imposible en algunos casos. Pero hubo una muestra que dio un mayor crecimiento final, este era el substrato compuesto de Compost 70%, Vermiculita 25% y Perlita 5%.

Mariano Bueno, conocido agricultor ecológico, en su libro El huerto familiar ecológico, también reseña un substrato a base de Fibra de Coco, Vermiculita o Tierra arcillosa y Compost por iguales partes. El inconveniente de la fibra de coco es que puede tener una alta salinidad, lo que la convierte en perjudicial para zonas propensas a padecer salinidad en el agua utilizada para el riego.ricultura ecológica existen diferentes labores de cultivo que van destinadas a una mejor retención de agua, mayor aireación y menor pérdida posible de agua y nutrientes por parte del suelo. Si podéis cultivar en el suelo sería bastante interesante que realizaseis bancales profundos donde vayáis a plantar.

bancal3Los bancales profundos dentro de la agricultura hortícola son bancales de entre 1’20 y 1’50 metros de ancho por la longitud que se desee, aunque cuanto más largo más cuesta dar la vuelta. Entre los bancales se dejan pasillos para pasar de unos 50 centímetros de ancho, con ello se evita pisar el suelo de cultivo, al tiempo que nos permite pasear tranquilamente por el huerto sin pisar las plantas, además los bancales están levantados del ras del suelo sobre unos 50 centímetros también, eliminando el riesgo de   que el bancal se encharque en caso de    fuertes lluvias, lo que es bastante positivo para zonas propensas a padecer gotas frías.

Como siempre, te recordamos que puedes comentar o añadir cualquier información mediante un comentario en este mismo post o en los enlaces que colgamos al mismo tanto en facebook como en twitter. En nuestra próxima entrega haremos un post sobre como preparar el bancal profundo.

¡Hasta la próxima!

AIRAM   Logo_La_María_Club_CMYK 

5 comentarios

Archivado bajo Cultivo

Cáñamo: algo más que un psicotrópico

¿Te habías planteado alguna vez vestirte de cáñamo o escribir en él?

cosecha cáñamo industrial

cosecha de cáñamo industrial

Hoy desde AIRAM os queremos dar un poco de información sobre el cáñamo industrial. Se llama cáñamo industrial a las variedades útiles de Cannabis Sativa. Cáñamo es a menudo el nombre genérico de la especie, aunque también el nombre funcional de otras plantas diferentes con aplicaciones similares (como el “Cáñamo de Manila”). El cáñamo y la marihuana son la misma cosa, obtenidas de diferentes cruces y selecciones, que dieron lugar a variedades con características diferentes, y pueden seguir cruzándose entre sí. La marihuana así es una variedad de cáñamo en la que se ha potenciado la concentración de TetraHidroCannabinol.

La marihuana, en sus diferentes variedades, es una línea genética con gran presencia de TetraHidroCannabinol (THC) -el principio que constituye la substancia activa principal (ver Cannabis sativa-, y una potenciación de la floración, donde se acumula especialmente esa gran concentración de los aceites ricos en THC y otras sustancias. Las plantas de este tipo suelen ser de no más de 2 m de alto, con muchas ramas y espesas inflorescencias. Normalmente se plantan sólo las hembras, bien espaciadas unas de otras, a varios palmos de separación o incluso un par de metros. Estas plantas hembras se mantienen lejos de machos para evitar la polinización.

Además de esto, existen aspectos morfológicos diferenciables a simple vista, como por ejemplo:

  • Las variedades útiles para fibra suelen seleccionarse a partir de líneas de cruce de plantas de tallo alto, con espaciocomplementos-canamos internodalesprolongados, escasas o presenciales ramas, e interior poco leñoso, casi hueco. Suelen alcanzar entre 2 y 5 m de altura. Se cultivan en gran concentración, de forma que el cultivo tiene una presencia espesa y difícilmente transitable.
  • Las variedades útiles para semilla pueden ser o bien similares a la marihuana, pero con menor presencia de ramas y de espesor floral, o bien algo más altas y con escasas ramas, y en este caso se cultivan también en una densidad muy concentrada.
  • Las variedades con fines de extracción de aceite y celulosas o bases de materiales leñosos son líneas genéticas con un tallo más espeso y mucho menos hueco. Estos cruces se desarrollaron a partir de polinizaciones entre plantas con los aspectos que se buscaban. Por ejemplo, una planta con producción baja de semilla puede tender a mayor presencia de fibra, etc.

Variedades autorizadas según Reglamento

Estas son las variedades de cáñamo autorizadas según el Real Decreto 1729/1999, de 12 de noviembre, por el que se establecen las normas para la solicitud y concesión de las ayudas al lino textil y al cáñamo:

Beniko. Bialobrzeskie. Carmagnola. Cs. Delta-Llosa. Delta 405. Dioïca 88. Épsilon 68. Fasamo. Fédora 17. Fédora 19. Fedrina 74. Félina 32. Félina 34. Ferimón. Fibranova. Fibrimón 24. Fibrimón 56. Futura. Futura 75. Juso 14. Kompolti. Lovrin 110. Santhica 23. Uso 31.

    * Real Decreto 1729/1999, de 12 de noviembre

El reglamento de la Comunidad Europea establece las siguientes variedades de cáñamo para la producción de fibras, que pueden recibir pagos directos:

a) Cáñamo cultivado para la producción de fibras

Beniko, Carmagnola, CS, Delta-Llosa, Delta 405, Dioica 88, Epsilon 68, Fedora 17, Felina 32, Felina 34 — Félina 34, Ferimon — Férimon, Fibranova, Fibrimon 24, Futura 75, Juso 14, Red Petiole, Santhica 23, Santhica 27, Tiborszállási, Uso-31

b) Cáñamo cultivado para la producción de fibra autorizado en la campaña de comercialización 2006/07

Białobrzeskie, Chamaeleon (1), Cannakomp, Fasamo, Fibriko TC, Finola (1), Kompolti hibrid TC, Kompolti, Lipko, Silesia (2), UNIKO-B

    * Diario Oficial de la Unión Europea 25.3.2006

cuerdas con fiibra de cáñamo

Aceites con alto contenido proteínico, cuerdas muy resistentes, biocombustibles, lubricantes, papel, complementos, ropa y hasta zapatos son algunos de los productos que pueden nacen del cáñamo. Si quieres saber más sobre estos productosecológicos no dudes en escribirnos.

Recuerda que puedes seguir a AIRAM a través de nuestras redes sociales: facebook twitter.

Logo la maria club

Logo la maria club

logo AIRAM

logo AIRAM

Deja un comentario

Archivado bajo Cultivo, Usos del cannabis

Hablemos de Índica: “La planta es compacta y ancha y contiene gran cantidad de resina”

Este es nuestro segundo capítulo sobre “Variedades de marihuana”. En el primero hicimos referencia a las tres grandes familias y en los próximos posts nos centraremos, a lo largo de diferentes volúmenes,  en  las diferentes variedades dentro de la INDICA, SATIVA, RUDELARIS, para que podáis disponer de información de primera mano sobre las características, el cultivo y los efectos que producen.

Siguiendo con la información sobre las distintas familias de marihuana, hoy hablaremos de la variedad Cannabis Índica.

La Índica es una especie putativa de cannabis, originalmente cultivada en latitudes del Hemisferio Sur de la Tierra  proveniente de Asia meridional y del subcontinente indio. Fue llamada así por un botánico de nombre Lemark a raíz del cultivo y desarrollo de la planta en la India. Resultado de la adaptación natural de la planta a entornos climáticos menos tropicales, “La planta es compacta y ancha, y contiene gran cantidad de resina”.

La Cannabis Índica florece rápidamente en un periodo de 6 a 9 semanas. Gana altura rápidamente una vez que la floración haya comenzado. Una indica puede ganar entre 50 y 100% de su altura vegetativa para el final de su período floreciente.

El efecto de indica es más físico, centrado más en el cuerpo. Tiene un efecto de relajación – mental y física.

Dichas variedades tienen la característica de ser una planta:

  • Con un crecimiento muy rápido.
  • Más arbustadas.
  • Con una rápida floración.
  • Más bajas que las plantas sativas.
  • Más resistentes a los cambios bruscos del clima.
  • Por su mayor contenido en THC (tetrahidrocannabinol) son más adecuadas para el uso médico en tratamiento de enfermedades degenerativas, etc. y tienen un efecto más narcótico sobre el sujeto que la fuma.

A continuación os mostraremos dos variedades de la marihuana de la familia Índica, aunque hay muchas más de las que podéis extraer información.

Aurora Índica

Aurora Índica es quizás la marihuana índica más potente del catálogo de Nirvana. Proviene de un cruce de alto linaje entre una Northern Lights y una Afgani. El resultado es una planta de marihuana de estructura muy ramificada (casi siempre más ancha que alta) y con largos y densos cogollos cargadísimos de tricomas excepcionalmente grandes.

Se adapta perfectamente al cultivo de exterior, donde la recogeremos a mediados de septiembre y finales de octubre, con un poco de suerte antes de que empiecen las temporadas de lluvias que tantos estragos causan entre los cultivadores de climas húmedos.

En cultivo interior se comporta perfectamente, tiene bastante homogeniedad y la floración se le alarga hasta los 55/60 días, un poco larga para ser una indica, pero queda compensado por su alta producción y la cantidad y calidad de su resina.
Su aroma es cítrico con fuerte dominio del mango y su efecto índico realmente físico y relajante. En definitiva Aurora Indica cumple al pie de la letra con todo lo que le exigiríamos a una índica poderosa.

Taskenti

El origen genético de la Taskenti, es una cepa 100 % índica proveniente del Uzbekistán donde se produce con esta variedad de marihuana el que dicen que es el mejor hachís del mundo.

Cannabiogen ha realizado con esta variedad un meticuloso trabajo de selección y mejora con la finalidad de fijar una dominancia genética, permitiendo su adaptación a los cultivos de interior, donde se puede adaptar perfectamente a los cultivos hidropónicos, como en exterior, donde se puede adaptar prácticamente a todos los climas de la península.

En cultivos de interior, esta planta madura entre la séptima y novena semana de floración y agradece un ambiente seco y ventilado, sobre todo en la fase de floración.

Otras variedades consideradas Indicas: White Ice, Sheberghan, Blue Mystic, Pakistan Valley, Starbud, Sandstorm.

Si queréis añadir alguna información o hacernos alguna pregunta sobre las variedades, no dudéis en contactar con nosotros a través de info©airambarcelona.com o dejar un comentario en el mismo blog a continuación.

Gracias y hasta la próxima. ¡Hablemos de Sativa!

Deja un comentario

Archivado bajo Cultivo, Uncategorized

Indica, Sativa, Ruderalis

Existe controversia acerca de la clasificación botánica de esta especie, pues mientras algunos defienden la existencia de 3 subespecies, otros las consideran como especies separadas, depende de la fuente consultada; además las modernas técnicas de clonación y las mezclas genéticas que los cultivadores han realizado a lo largo de estos años posiblemente dé lugar en el futuro a otras subespecies actualmente  el Cannabis se divide en Sativa, Indica y Ruderalis.

La distinción entre las especies reside en la región, sus modos de crecimiento, en las características de sus semillas y en la diversidad de la estructura de sus fibras. Si bien las tres especies poseen canabinoides, sus agrupaciones se establecen de formas diferentes.

INDICA

Cannabis sativa ssp. Indica, es una especie putativa de cannabis, próximas a latitudes del Hemisferio Sur de la Tierra y actualmente expandida por todo el mundo.

La mayoría de las variedades indicas vienen de Asia meridional y del subcontinente indio. Fue llamada así por un botánico de nombre Lemark a raíz del cultivo y desarrollo de la planta en la India. Resultado de la adaptación natural de la planta a entornos climáticos menos tropicales.

“Pertenece a la flora autóctona de las cordilleras nórdicas del Hindu Kush afgano”

La planta es compacta y ancha, y contiene gran cantidad de resina”. La Cannabis Indica florece rápidamente en un periodo de 6 a 9 semanas. No tiende para ganar altura rápidamente una vez que el florecimiento haya comenzado. Una indica puede ganar entre 50 y 100% de su altura vegetativa para el final de su período floreciente.

El efecto de indica es más físico, centrado más en el cuerpo. Tiene un efecto de relajación – mental y física.

Dichas variedades tienen la característica de ser una planta con un crecimiento muy rápido, más arbustadas, con una rápida floración, y más bajas que las plantas sativas (procedentes de latitudes norteñas), además de ser más resistentes a los cambios bruscos del clima. También se ha comprobado que por su mayor contenido en THC (tetrahidrocannabinol) son más adecuadas para el uso médico en tratamiento de enfermedades degenerativas, etc. y tienen un efecto más narcótico sobre el sujeto que la fuma.

SATIVA

Cannabis sativa subsp. Sativa, se originó en Asia, América y África. Y en cada región tiene características específicas, aunque todas tienen los rasgos comunes siguientes;

  1. Gran estatura y ramas largas con espaciosas distancias internodales.
  2. Un sistema de raíces ampliamente extendido.
  3. Hojas grandes de foliolos estrechos.
  4. Y flores un tanto escasas cuando se cultivan en interior bajo lámparas.

Las variedades sativa florecen entre varias semanas y meses después que la índica. Si bien son buenas productoras al aire libre y suelen llegar a medir 4’5 m o más, las variedades sativa puras alcanzan una altura bastante alta a un período de tiempo bastante corto, algunas unos tres metros en tres meses poco prácticas para interior.

Producen cogollos menos densos que las índicas, pues funcionan a lo largo de la longitud de un rama en vez de arracimar alrededor de los entrenudos. Sin embargo, generalmente pesan menos que Indica debido a su densidad más baja.

Los brotes de la Sativa también tienden a tener un olor menos llamativo al crecer y cuando se secan. Sus hojas son de un verde más pálido que la Indica.  Su florecimiento es más lento, generalmente entre 9 y 12 semanas. Sin embargo, necesitan menos tiempo vegetativo antes de florecer que las Indicas por lo que el tiempo total requerido para las Sativas es casi el mismo que para el de las Indicas. Las Sativas continuarán ganando altura mientras florecen, adquiriendo a menudo un 200% o 300% de su altura vegetativa en este proceso. Esto es porque alrededor del ecuador no hay tanta diferencia en el número de horas de luz de día entre el invierno y el verano.

“El efecto de la Sativa es más cerebral, enérgico, creativo, o hasta psicodélico”

Las variedades de México, Colombia, Tailandia y Jamaica pueden resaltar por su potencia gracias a una proporción elevada de THC (Tetrahidrocannabinol) en relación al CBD, lo cual produce un efecto «veloz», energético y elevador. Pero con niveles bajos de THC la potencia es mínima. Las variedades sativa de África central, incluyendo la potente congoleña, crecen de manera similar a las colombianas con una estatura que suele superar los 4’5 metros, ramas largas y cogollos poco apretados.

El Cannabis sativa asiático incluye variedades tailandesas, vietnamitas, laosianas, camboyanas y nepalesas y tienen patrones de crecimiento diversos, así como en potencia. Al mismo tiempo que las tailandesas y otras sativa de la zona pueden ser muy potentes a base de THC, también se encuentran entre las más difíciles de cultivar en casa y las más lentas en madurar.

Las variedades tailandesas producen cogollos menudos y ligeros en ramas grandes y extensas tras florecer alrededor de cuatro meses. Las sativa tailandesas, vietnamitas, camboyanas y laosianas tienden a producir adultos hermafroditas.

RUDERALIS

Significa “Al lado del camino“. Esta especie salvaje tiene cualidades que le permiten expandirse en forma muy extensa y sin mucha ayuda humana. Es pequeña, con grandes hojas y las semillas se desprenden con facilidad. Existe en el sur de Rusia y es muy resistente al frío. Con un nivel muy bajo de psicoactividad y de pequeño tamaño. Por lo general no se utiliza para fumar, sino para crear híbridos y poder así darle alguna cualidad genética a la planta resultante.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultivo, Uncategorized

CULTIVO URBANO: El crecimiento (Capítulo 3)

La etapa de crecimiento es una de las fases más importantes en el cultivo de interior del cannabis. En esta etapa se intentará conseguir que las plantas consigan una estructura fuerte y articulada en cuanto a laterales, además de seguir estimulando el aparado radicular hasta llegar a una homogeneidad general entres los ejemplares antes de iniciar la floración. De aquí, se articula el análisis de estado de las plantas en base al cultivo que vamos a realizar, donde tendremos que decidir cuáles pondremos en nuestro metro para que crezcan en menos de dos días y viceversa, si decidimos por ejemplo plantar solo nueve plantas por metro el crecimiento se alarga sensiblemente hasta tocar el mes (si empezamos por semillas).

El periodo de crecimiento del Cannabis Sativa L. es para casi todas las plantas por naturaleza, la primavera, que como característica tiene los días más largos del año.

Por lo que respecta a nuestro cultivo urbano, en nuestros pisos intentaremos simular las características de la temporada primaveral estableciendo el timer de nuestra habitación o GrowBox a 18 horas de luz y 6 horas sin luz, hasta que se tenga condición de luz para las plantas. Así, tendremos la planta en crecimiento continuado, sin empezar aún con la floración.

Es  necesario saber que en primavera los días llegan a las 20 horas de luz solar y que, por esta misma razón, nosotros podemos establecer el timer a 20 horas también, aunque esta técnica no se utiliza frecuentemente a no ser que se quiera dar más luz a las madres para aumentar la productividad de sus esquejes (esta técnica no se aconseja, aunque puedes evitar el estrés aplicando el estado de 18-6h, que es el combinado más concentrado).

Haciendo referencia a la humedad, la más recomendada en esta fase es del 60%, ya que con la alta concentración de humedad las plantas se estimulan más vigorosamente en cuanto  a la absorción activa de las hojas.

El  principio es el mismo que cuando hacemos esquejes: los ejemplares cortados se quedan al 90% de humedad y a una temperatura máxima de 28 grados y siguen viviendo porque la absorción de alimentos sigue también en este caso. Las hojas que absorben la humedad, concretamente las madres, solo optimizan el sistema de alimentación. Por eso mismo, la temperatura la mantendremos lo más cerca posible de los 26 grados. Si conseguimos estos tres parámetros, será como estar en los valles de la India en buena temporada.

Si el microclima que hemos mantenido durante este tiempo ha sido el adecuado, favorecerá a la aparición de una de las características más importantes y bonitas del cannabis: la genética. La posibilidad de mantener y conservarla en fase vegetativa es el hecho que hace en que Holanda existan plantas madre de más de 10 años.

Nuestras plantas seguirán creciendo hasta llegar los 10 – 30 cm de tamaño antes de ponerse en crecimiento. Este tamaño nos permitirá poder manipular las plantas a nuestro placer en la fase de floración, controlando el estirón de las primeras dos semanas con eventuales podaduras. Es aconsejable que las plantas consigan al menos tres internodos en los laterales, ya estipulado en cultivos con 25 plantas o más por metro.

Cabe mencionar también en este capítulo los cambios hormonales que podemos aplicar de manera voluntaria a las plantas con el objetivo de modificar el crecimiento de estas.

Hay que especificar que existen dos tipos de cambios hormonales  que frecuentemente se aplican en el cultivo y en el cuidado del cannabis: el cambio hormonal dirigido por arriba y el cambio hormonal dirigido hacia los laterales.

El primero, lo podemos aplicar cortando las primeras ramas en la parte más baja de las plantas, que supone un corte importante que provocará que las hormonas de las plantas se concentren en las parte más alta de la planta, induciéndola a estirarse y a subir de altura. Este tipo de cambio es muy útil si queremos aumentar la altura a plantas muy bajas y compactas. Después de cortar las puntas de las plantas empezarán a estirarse un poco junto a los laterales superiores. Así, al cortar el brote principal de la planta estamos provocando que las hormonas se acumulen en mayor medida en la punta de las otras ramas de la planta, logrando por un lado controlar la altura total de la misma, y que el ejemplar crezca más a lo ancho por otro.

El segundo cambio hormonal se aplica cortando la otra extremidad de la planta. Si antes hemos cortado los laterales más bajos, ahora tendremos que cortar la parte más alta. El primer brote es donde nacen las nuevas dos hojitas.  Este corte, en cambio, nos permitirá que los laterales más bajos lleguen a la altura de la cabeza recién cortada o que por lo menos que plantas muy estiradas bloquen la  situación de estiramiento, dando más potencia de luz a las partes más bajas de las plantas que ahora recibirán la concentración de energía.

Este sistema de cambio se pueda aplicar también solo doblando las plantas para no comprometer la flor central y que también los laterales se estimulen sin dañar y sin intervenir sobre la planta de manera radical. Hay  que destacar que el podado tiene un efecto mayor que el doblado. Por lo tanto, al doblar una rama de la planta no se desviará de manera tan drástica a las hormonas de crecimientoa otros puntos de nuestra planta.

Nutrición y nutrimentos

Por lo que hace referencia a la nutrición de las plantas, la línea nutritiva  más utilizada y aconsejada por cultivadores es Piranha. Esta marca se utiliza principalmente para seguir en la fase de crecimiento. Este producto tiene el objetivo de acostumbrar a nuestros esquejes o nuestras semillas a tener minerales para su crecimiento, acostumbrándola a niveles de E.C. altísimos de manera para que así podamos iniciar la fase de floración. Esto nos dará la ventaja de poder olvidarnos de la nutrición de nuestro jardín hasta el momento de acabar la floración y pasar a la limpieza con dos o tres semanas antes, cuando nuestras plantas estarán bien gordas.

Hemos de aclarar que no estamos aconsejando quemar las plantas a golpe de aguas abonadas, sino que estamos incidiendo en tener un calendario de abono que baje desde los 0,6µ de eletroconductibilidad hasta el 1 o 1,20µ  si a final del periodo de floración nuestras plantas están entrenadas a estas cantidades.

En la floración tendremos  resultados mucho más grandes y plantas mucho más reactivas, llegando mucho antes a las cantidades y a los resultados previstos. Esto nos dará la posibilidad de tener más tiempo y cuidados en la fase apunto de la limpieza de las raíces. Se puede ir aumentando por puntos decimales cada 5, 6 o 7 días, dependiendo de la reacción de las plantas. Si el crecimiento lo hacemos bajo bombillas, en el sodio, la reacción de las plantas será aun más rápida.

A parte de las rutinarias líneas de nutrientes que iremos utilizando en la fase de crecimiento, se aconsejan los complejos o mono botellas o doble componente de N-P-K (Nitrogeno-Phosforo-Potasio), trichodermha y micorriza que, como hemos nombrado antes, son dos componentes fundamentales que junto a un buen producto de estimulación y  con unos complejos vitamínicos, enzimático  y microelementos, nos dan la combinación perfecta para dar a nuestras planta una fase de crecimiento lo más sana posible. No hemos de olvidar en caso de cultivo en tierra, la preparación del dicho substrato con la mezclas de humus de lombriz, guano de murciélago y las siempre presentes trichodermha y micorriza, que nos permiten substituir una buena parte de productos o, por lo menos, reducir las dosis y dar más continuidad a nuestros productos.

Es importante preparar diariamente, o como mucho cada dos días, la solución nutritiva, ya que si no se irá deteriorando a lo largo del tiempo si dejamos de utilizarla. Si queremos preparar grandes cantidades sin preocuparnos del tiempo, podemos instalar una bomba y un oxigenador y permitiremos así que el agua no se pare nunca y los minerales siempre estén mezclados homogéneamente en la solución, variando menos el pH. El pH es un valor que hay que controlar día tras día porque no es estable aunque haya sobrado agua del riego, y en el caso que se descalibre hay que volver a llevarlo a los niveles deseados.

Clonación

La clonación es una técnica que se utiliza esencialmente para poder obtener un número indefinido de plantas consideradas madre a lo largo de su fase vegetativa. Esta técnica nos da dos ventajas considerables: la primera es la producción de una calidad de flores igual al final de producción, ya que así todas las plantas florecerán el mismo día y  tendrán el mismo código genético, las mismas características de las madres originarias. La segunda, es que se puede acortar unas semanas la fase de crecimiento respecto al tiempo de crecimiento por semillas.

Para  realizar esquejes necesitamos un propagador o un clonebox donde regular el microclima con  las características típicas del crecimiento a 26 °C durante 18 horas de luz. La  humedad tendrá que subir hasta el 90%, de manera que esta pueda permitir la absorción de alimentos a través de las hojas, si queremos mantener  este clima durante un tiempo superior a 10 días.

Durante estos 10 días podremos observar como las raíces salen del substrato escogido, que normalmente es lana de roca o son jiffy de turba. En el caso de los tacos de lana de roca se dice que tienen un pH de más de 8 y un E.C de 0,0. Para poder solucionar esto tendremos que dejarlo, por lo menos, 24 horas en agua con micorriza, trichoderma y un compuesto radicular con un pH de 5,8. Esto nos garantizará que las plantas mantengan el % de alimentos cuando salgan las raíces.

Por otro lado, la turba ya tiene un mínimo de alimentos en los jiffy, que permite que las plantas no sufran carencias, aunque aconsejamos hidratarlos bien con un compuesto en el agua de pH 6,5 y microriza tricoderma y radicular.

Antes de iniciar nuestra sección de clonación necesitaremos tener todo el material listo:

  • Los jiffy /lana de roca hidratados
  • Un par de tijeras  desinfectadas con un 96% de alcohol
  • El ambiente climatizado (propagador/clonebox)
  • Un vaso con agua donde colocar los ejemplares para que no se deshidraten
  • Una hormona con radiación.

El corte sobre las plantas madres se hará siempre dependiendo de la estructura de las plantas, sobre todo si la planta trabajada es considerada de conserva por la genética. No se debe nunca quitar más del 30% de los esquejes de las plantas a la vez por no estresar demasiado la fase de vegetación de las plantas.

Tendremos que considerar la estructura futura de la planta cortando de manera que dejemos nuevos brotes listos para poder vegetar teniendo cuidado con los internudos que son las partes más genéticamente productivas y donde resulta más rápida la fase de radiación.  Cuando llegamos a este punto, seguimos cortando las plantitas y las vamos colocando en el vaso de agua donde, una vez cortadas varias cantidades,  procederemos a limpiarlas una por una de eventuales brotes demasiado desarrollados, cortando así el 30% de las hojas principales para evitar que se pudran con el contacto con el suelo en los días de incubación.  Una vez limpia, echaremos un poco de estimulador de raíz en la parte de la planta inferior, donde queremos que se desarrollen las raíces, y consecutivamente las podremos en el substrato.

Realizadas estas tareas, no hace falta reponer las plantas en el propagador. Hemos de dejarlas completamente herméticas y olvidadas durante 10 días. Una vez pasados los 10 días, las más fuertes ya estarán bien raizadas. Si queremos paragonarlo con las semillas, el momento de preparación de los esquejes es como la germinación de las semillas, que después de 10 días seguramente no es tan desarrollado que una buena plantita creada por esquejes.

Hasta aquí nuestro tercer capítulo de Cultivo urbano con el que pretendemos adentraros un poco más en el mundo del cultivo de la planta del cannabis y sus diferentes fases de crecimiento. Iremos haciendo entrega de estos capítulos mensualmente, con el fin de que podáis saber un poco más sobre nuestra planta favorita.

Si tenéis alguna duda o disponéis de información extra podéis comentar el artículo y lo tendremos en cuenta.

¡Hasta el próximo capítulo: El cuarte de secado y curado de la yerba!

Deja un comentario

Archivado bajo Cultivo

CULTIVO URBANO: Germinación (Capítulo 3)

En este mes de Abril os presentamos el tercer capítulo de Cultivo Urbano: una serie de textos relacionados con el cultivo que se publican mensualmente desde AIRAM para compartir el conocimiento y la experiencia de cultivo de nuestra planta amiga. A continuación os presentamos la evolución de la semilla y el paso de la germinación, fundamental para cultivar bien la planta.

La germinación es uno de los pasos fundamentales en la cultivación e incluso podríamos decir el más importante No debemos olvidar nunca que estamos trabajando con seres vivos así que, en primer lugar, tenemos que asegurarnos de que las semillas sean frescas y que se hayan conservado adecuadamente; las semillas no tienen que tener más que dos años y tienen que haberse guardado siempre en la nevera.

Las técnicas de germinación son muy variadas, sin embargo aquí vamos a tratar acerca de la más segura y sencilla:

Preparamos dos platos de plástico, una botella de agua natural de mineralización débil o de osmosis y un rollo de papel higiénico sin perfumes. Limpiémonos bien las manos enjuagando cuidadosamente todo el jabón; coloquemos dos capas de papel higiénico en uno de los platos y mojémoslos con el agua que habíamos preparado antes; hay que asegurarse de que el papel se quede bien mojado, después exprimimos el papel e inclinamos el plato para que se caiga el agua en exceso.

Ahora podemos colocar las semillas en el papel de forma que, entre cada semilla haya una distancia de dos centímetros. Una vez que estén todas las semillas bien colocadas, tapemos nuestro plato con otro preparado anteriormente.

Guardemos nuestros platos en un sitio que emita calor como una tele o una consola…

Una vez colocadas todas las semillas, sólo queda esperar; pasadas 12 horas, la parte de las semillas que está a contacto con el papel será más obscura que la otra; con las manos bien limpias, entonces, damos la vuelta a las semillas para que el lado claro se quede a contacto con el papel.

Asegurémonos también de que el papel esté aún húmedo y si así no fuera, volvamos a mojarlo ligeramente.

Pasadas otras 12 horas, controlamos nuestras semillas y esperamos hasta que se abran y broten; cuando el brote haya salido, los cogemos uno a la vez y los colocamos en el substrato escogido para cultivar; la pequeña raíz tiene que colocarse siempre hacia abajo a 1-2 cm. de profundidad para que los brotes no crezcan demasiado altos y finos.

Es muy importante que tengamos especial cuidado en la manipulación de las semillas y de los pequeños brotes, ya que los daños que se puedan causar en esta fase podrían ser irreversibles.

Hasta aquí el proceso de germinación esperemos que os haya  quedado claro y que os haya servido de ayuda.

¡Gracias y hasta la próxima!

Deja un comentario

Archivado bajo Cultivo