Imperio asirio, babilonio y persa – Historia del Cannabis vol. IX

Siguiendo con los posts de Historia del cannabis que os facilitamos desde AIRAM, hoy seguimos con el noveno volumen en el que hablaremos de los Imperios asirio, babilonio y persa y su estrecha y divina relación con el cannabis.

IMPERIO ASIRIO

Durante el imperio asirio (IX a.C.) aparece el cannabis mencionado, concretamente como incienso ceremonial (Schultes y Hofmann, 1982:95) (Escohotado, 1999: 74). El pueblo asirio, un imperio militar que abraza la planta del cáñamo.

ImperioAsirio2En una historia sobre Atrahasis, el primer salvador de la humanidad. Él podía hablar con su Dios, Enki (Dios de las aguas), que le revelaría sus secretos. Atrahasis necesitaba conocimiento para salvar a sus gentes de la destrucción. Él se comunicaba con los dioses cuando estaba en trance y su método para entrar en trance era el cannabis.

En una carta escrita alrededor del 680 a.C. por una mujer desconocida a la madre del rey asirio Esarhaddon, menciona el hecho de que existe una sustancia llamada qunnabu que podría ser cannabis (Abel, 1980).

IMPERIO BABILÓNICO

babiloniaBabilonia fue contemporánea y heredera del pueblo sumerio. Este imperio tuvo una larga existencia. Desde el siglo XVIII a.C. hasta el siglo VI a. C. Uno de sus logros fue la realización del código Hammurabi  de inscripción cuneiforme. Fueron derrotados por el rey persa  Ciro  II el Grande que los anexionó. El cannabis se utiliza con fines religiosos y medicinales.

IMPERIO PERSA

El profeta persa Zoroastro  es el fundador de una religión maniqueísta sencilla y bondadosa con un dios todopoderoso del bien (Ormuz o Ahura Mazda, el buen dios y señor de la sabiduría, divinidad de la luz) y otro dios del mal (Ahrimán o el espíritu de la mentira). Ormuz está rodeado por una serie de “santos inmortales” que personifican las virtudes de su fe: generosidad, rectitud, obediencia, reverencia divina, perfección e inmortalidad. Zoroastro recibió de Ahura Mazda la misión de predicar la verdad. Así todos los seres tienen su parte buena y su parte impura. Pero al final del mundo, la maldad aparentará su triunfo al confundir las mentes. Los buenos serán perseguidos y a ellos se les habrá de atribuir todos los defectos que padecen los perversos, simulando éstos la mayor rectitud. Pero será el momento en que Ormuz enviará a su hijo Saoshyant para salvar al mundo.

El profeta inaugura una religión universal nueva que impacta en otras. Su cosmogonía y cosmología, su apocalipcismo y sus ideas de salvación comienzan un ciclo religioso que junto a Isaías, Malaquías y Daniel (profetas bíblicos) tendrán enormes influencias en vastas regiones de Oriente y Occidente. Más tarde el zoroastrismo tendrá procesos de sincretismo religiosos y se convertirá al mitrianismo y el cristianismo; así como también al Islam (entre los chiítas).

El zoroastrismo pone acento en la estrecha relación que existe entre el hombre y lo divino y en el lazo que impera entre la planta y la vida eterna. Zoroastro da al cannabis un lugar privilegiado en el texto sagrado, Zend-Avesta  (del siglo II a. C.) que incluye más de 10.000 plantas medicinales. Se escribió en 1.200 cueros que contenían dos millones de versos.

zoroastroLa religión zoroástrica está basada en la planta del cannabis, que era el principal sacramento religioso para la clase sacerdotal, pero también era utilizado como medicina y como aceite, tanto por la clase sacerdotal como por el mundo secular (Herer, 1999:139) (Soler Insa y Co, 1981:187). El profesor Mirceau Eliade ha sugerido que el propio Zoroastro pudiera haber utilizado una especie de bhang como fórmula para alcanzar la iluminación (el Haoma).

En uno de los pocos libros supervivientes del Zend-Avesta, llamado Vendidad (“la ley contra los demonios”) cuenta que dos mortales fueron transportados a los cielos sus almas, allí tomaron una taza de bhang y empezaron a revelarse los misterios más grandes (Abel, 1980).

Todos los artículos sobre la historia universal del consumo de Cannabis publicados en AIRAM son gracias al trabajo previo de Don Isidro Marín Gutiérrez. Sociólogo; profesor asociado de la Universidad de Huelva. Autor de la obra “La historia conocida o desconocida del Cannabis” (Editorial Megamultimedia, Málaga, 2003). Colaborador de la revista Yerba. Socio de la AECA (Asociación de Estudios del Cannabis Al-Andalus). Su Tesis Doctoral ‘La Cultura cannábica en España (1991-2007)’ ha obtenido la máxima calificación académica: Cum Laude.

Si quieres ver el resto de volúmenes de la saga Historia del Cannabis haz click en el siguiente enlace.

Como siempre, te recordamos que puedes comentar o añadir cualquier información mediante un comentario en este mismo post o en los enlaces que colgamos al mismo tanto en facebook como en twitter.

AIRAM

Deja un comentario

Archivado bajo Historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s