¿Cómo reducir los riesgos asociados al cannabis? Vol. I

En AIRAM trabajamos para reducir los riesgos asociados al consumo de Cannabis y en La María Club, nuestra sede social, encontrarás un entorno controlado para consumir, información verídica sobre tipos de Cannabis y sus efectos, control personalizado sobre tu consumo, asesoría médica, distintos tipos de vaporizadores… Desde la asociación intentamos, como en este artículo, darte pautas de reducción de riesgos pero, eres tú, quien tiene que pasar a la acción.

 ¡Cuídate y cuida tu relación con el Cannabis! De ti depende preservar sus placeres y minimizar sus riesgos.

El consumo excesivo de cannabis, sobre todo en edades tempranas, puede desencadenar problemas de muy diversa índole. Sólo una persona informada puede tomar decisiones responsables y autónomas, una persona que conozca las implicaciones del consumo y, tras sopesarlas concienzudamente, decida qué hacer.

Nos gustaría aconsejarte que no consumas, al menos hasta que tu cuerpo y tu cerebro estén completamente desarrollados, estudios científicos apuntan como mínimo a los 21 años de edad, de ahí que esa sea la edad mínima para asociarte en AIRAM, y si consumes, nos gustaría darte 5 consejos básicos para reducir los riesgos asociados:

1. Hay muchos motivos para fumar Hachís o Marihuana, como pasarlo bien, experimentar nuevas sensaciones, liberar tus energías creativas o para la meditación. Pero no esperes que un porro solucione cualquier problema por ti.

2. Si fumas Hachís o Marihuana a diario, trata de parar un par de días de vez en cuando. No sólo es más sano tomar un descanso de vez en cuando, además esto baja tu tolerancia con lo que la próxima vez que fumes el “colocón” será mejor. Si recuerdas con nostalgia algunos efectos placenteros que ya no encuentras al fumar, prueba a hacer un descanso. Esto también ayudará a no castigar tanto los pulmones y a dejar a la cabeza que descanse un poco. Recuerda: Si no controlas los porros, los porros te controlarán a ti.

3. El Hachís o la Marihuana afectan tu capacidad de concentrarte, ten esto presente si fumas en la escuela, en el trabajo o cuando conduces un coche. Es importante saber elegir cuándo se puede y cuándo no se puede.

4. Algunas clases de Hachís o Marihuana son más fuertes que otras; tienen un nivel de THC más alto. Los sentidos de fumador experimentado deben decirte cuando has tenido bastante. Pero si eres un nuevo fumador, no sabes cuándo parar, Infórmate. Para tomar buenas decisiones es importante estar bien informado. No estar bien informado es un riesgo en sí mismo.

5. Si no eres un fumador experimentado, no es una idea buena combinar el fumar con la toma de cualquier clase de bebida alcohólica. El alcohol también puede suprimir algunos efectos del Hachís o Marihuana y convertir un alegre subidón en un bajonazo depresivo.

Esperamos haberos ayudado con vuestras dudas y enseñaros, a través de estos 5 consejos, que la reducción de riesgos en el consumo de esta sustancia, es esencial para el organismo y para la actividad física y mental de este.

Volvemos a recordaros, que para cualquier duda o problema, ponemos a vuestra disposición un asesoramiento personalizado medicinal que os ayudará a resolver cualquier pregunta que tengáis.

¡Gracias y hasta la próxima!

Deja un comentario

Archivado bajo Reducción de riegos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s